ANTECEDENTES

Ex Colegio

 

La Dirección General del Archivo y Biblioteca se creó el 1º de julio de 1968 por acuerdo del secretario de Relaciones Exteriores, Antonio Carrillo Flores, con el propósito de contar con un organismo que estableciera las políticas para la clasificación y conservación de los fondos documentales y bibliográficos. Su primer director general fue Jaime García Terrés.

En 1973 se reorganizó esta dependencia y su nombre cambió por el de Dirección General de Archivo, Biblioteca y Publicaciones. En ese entonces se crearon los departamentos de Investigación, Conservación y Restauración, y los archivos de Concentraciones e Histórico.

Esta Dirección funcionó hasta 1989, cuando cambió su nombre por el de Dirección General del Acervo Histórico Diplomático. Actualmente sus funciones son, entre muchas otras, la custodia, ordenación, incremento y restauro de los acervos documental y bibliográfico de la Secretaría; hacer accesible la consulta de documentos; elaborar normas técnicas de organización de los archivos y bibliotecas de las oficinas del Servicio Exterior Mexicano y de las unidades administrativas de la Secretaría; realizar investigaciones históricas, utilizando fundamentalmente el acervo documental de la Secretaría; publicar las investigaciones en sus diferentes series; organizar y mantener al día las bibliotecas de las embajadas y consulados, de acuerdo con las normas técnicas establecidas; y difundir las publicaciones y los resultados de investigaciones diversas mediante eventos de carácter cultural. 

En 1973, la Secretaría de Relaciones Exteriores pidió hacerse cargo del inmueble novohispano que fue sede del Ex Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco, ubicado en la Plaza de las Tres Culturas, para instalar en él la Dirección General de Archivo, Biblioteca y Publicaciones, lo cual se llevó a cabo el 16 de diciembre de 1975. Con un proyecto de adaptación, el edificio fue reconstruido minuciosamente respetando su arquitectura original del siglo XVIII, al tiempo que se convirtió en un edificio funcional, con modernas instalaciones, como el auditorio, y dio cabida al almacén de libros, al Archivo Histórico, a los departamentos de Investigación, Conservación y Restauración y a las oficinas.

En el 2006, con motivo del cambio de sede de la Cancillería a Plaza Juárez, en el Centro Histórico, se le asignaron nuevos espacios al Acervo Histórico Diplomático en el edificio denominado Triangular, ubicado en Av. Ricardo Flores Magón núm. 2, en donde el Acervo reubicó las oficinas generales, el Archivo Histórico Genaro Estrada y el Archivo de Concentraciones, quedando en el edificio del Ex Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco la Biblioteca José Ma. Lafragua, parte del Archivo Histórico.

Galería de Cancilleres

 

El Acervo Histórico Diplomático dirige y coordina la gestión documental y los servicios bibliohemerográficos e iconográficos de la Secretaría; asimismo, organiza, concentra, depura y conserva los documentos de las unidades administrativas y de las representaciones de México en el exterior. Realiza investigaciones sobre la historia diplomática de México; prepara y ejecuta el programa de publicaciones; desempeña las funciones de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Editorial; y difunde las investigaciones históricas y las publicaciones entre instituciones educativas y centros de investigación nacionales e internacionales.

Acervos que custodia:

Archivo de Concentraciones. Custodia la documentación producida por las unidades administrativas de la Secretaría y por las representaciones y misiones diplomáticas y consulares de México y guarda la documentación durante los 25 años siguientes a su concentración. Al fin de este periodo, pasa a formar parte del Archivo Histórico de la Cancillería.

Archivo Histórico Genaro Estrada. Honra con su nombre al distinguido diplomático mexicano que impulsó su organización y clasificación. Por su extensión y riqueza es uno de los más importantes archivos históricos de México y América Latina.

Conserva información generada de 1821 a 1995 sobre las relaciones internacionales y la política exterior de México. Custodia también los archivos particulares de Jaime Torres Bodet, Luis Padilla Nervo, Jorge Castañeda, Genaro Estrada, Gilberto Bosques, Gustavo A. Madero, Ignacio Manuel Altamirano, José Rubén Romero, Jesús Terán, Cándido Aguilar, Manuel Calero, Alfonso García Robles, Amalia González Caballero de Castillo Ledón, Salvador R. Guzmán, Ernesto Madero, Francisco Castillo Nájera y la Colección Belton Carter. El archivo puede ser consultado por el público en general y es la fuente más importante para los investigadores de la historia de las relaciones internacionales de México y otras temáticas afines.

Asimismo, el Acervo Histórico cuenta con un Departamento de Conservación y Restauración de Documentos, que se creó en 1973 con el objeto primordial de preservar, restaurar y encuadernar el material documental con valor histórico de la Secretaría.

Las principales funciones que realiza son:

 

  • Preservación, para prevenir o retardar los daños del material documental causados por el polvo, las grapas, los clips, las rasgaduras y desprendimientos de los documentos provocados por el tamaño inadecuado o la falta de carpeta que los proteja.

  • Restauración del documento, que comprende los procesos técnicos de fumigación, desglose, historia clínica, lavado y desacidificación.

  • Encuadernación, que constituye la fase final de los procesos técnicos para conservar el material.

 

Convención suplementaria de extradición entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de Norte América, 16 de agosto de 1939 Bóveda de Tratados. Custodia los tratados internacionales celebrados por México desde el inicio de su vida independiente hasta nuestros días. Consta de dos bóvedas: una alberga 4,505 tratados bilaterales y otra que resguarda 4,313 acuerdos multilaterales. Ofrece exposiciones documentales que destacan la importancia y belleza de algunos de ellos.

 

Biblioteca José Ma. Lafragua. Fue fundada en 1835 y ha sido considerada como un importante fragmento histórico de la Cancillería mexicana, adoptando el nombre del ilustre canciller mexicano José Ma. Lafragua. Su acervo bibliohemerográfico contiene aproximadamente 80 mil volúmenes sobre temas relativos a la política internacional, historia, relaciones exteriores, diplomacia y materias conexas.

Con motivo del cambio de sede de la Cancillería, de la reubicación del Instituto Matías Romero y de una parte del Acervo Histórico Diplomático, y con el propósito de mejorar los servicios bibliográficos y hemerográficos de la Cancillería, el 9 de mayo de 2006 se emitió un acuerdo Secretarial por el cual las colecciones de la Biblioteca Antonio Carrillo Flores del Instituto Matías Romero y la Biblioteca Embajador Emérito Jorge Castañeda de la Consultoría Jurídica, se integran al acervo de la Biblioteca José Ma. Lafragua de la Dirección General del Acervo Histórico Diplomático.

El Fondo Reservado de la Biblioteca contiene 3,422 títulos, agrupados en 9000 mil volúmenes, en su mayor parte alusivos a la diplomacia mundial y a otros temas, con obras publicadas entre los siglos XVII, XIX y primeras décadas del XX.

La Fototeca se creó en 1983 y se integró a la Biblioteca José Ma. Lafragua en el año 2003. Contiene más de 80 mil fotografías impresas y cerca  de 200,000 digitales referentes a la historia diplomática de México durante el siglo XX. Este valioso centro de imágenes brinda servicio de apoyo a las labores editoriales de la Cancillería, así como a diversos centros académicos y de investigación.

Historia Diplomática y Publicaciones. La Secretaría de Relaciones Exteriores tiene una de las trayectorias editoriales más antiguas de la administración pública. Las primeras obras publicadas por la Cancillería datan de los tiempos en que el país se constituía como una nueva nación después de obtener su Independencia. Desde 1923, la Secretaría de Relaciones Exteriores comenzó la publicación de la importante colección “Archivo Histórico Diplomático Mexicano”, fundada por Genaro Estrada. A esta colección, que pronto se constituyó en la serie de obras históricas más importante sobre la política exterior y las relaciones internacionales de México, se fueron sumando obras monográficas, manuales, obras de divulgación, guías para la consulta del Archivo Histórico Genaro Estrada, colecciones y ensayos sobre la política exterior de México y el entorno internacional en el que se desarrolla la actividad diplomática de nuestro país. Desde entonces ha publicado cerca de 800 títulos divididos en cinco épocas editoriales.

Además, el Acervo Histórico Diplomático edita diferentes publicaciones oficiales, así como ediciones especiales en las que se resaltan las actividades del quehacer de la Cancillería y se divulga su patrimonio archivístico.

Un amplio número de las obras publicadas son resultado de investigaciones realizadas por especialistas de universidades y centros de investigación nacionales y extranjeros. Asimismo, la Secretaría de Relaciones Exteriores ha establecido, a través del Acervo Histórico, convenios de colaboración con distintas instancias académicas, de investigación y casas editoriales, entre las que destacan la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, El Colegio de México, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, el Centro de Investigación y Docencia Económicas, el Instituto Tecnológico Autónomo de México, la Escuela Libre de Derecho, el Centro de Investigación y Estudios Superiores en Antropología Social y el Fondo de Cultura Económica.

Esta colección bibliográfica se encuentra disponible para uso de especialistas, investigadores, estudiantes y público en general interesados en estudiar los temas de la política exterior de México y sus relaciones diplomáticas con el mundo desde 1821 a la fecha, en la Biblioteca José Ma. Lafragua, ubicada en Ex Colegio de la Santa Cruz de Tlatelolco y para su venta en la Librería Ignacio L. Vallarta, localizada en Plaza Juárez. Los temas han sido tratados por autores de amplio y reconocido prestigio, como los diplomáticos Genaro Estrada, Alfonso García Robles, Jorge Castañeda, Manuel Tello, Rafael de la Colina, César Sepúlveda, Raúl Valdés, Ismael Moreno Pino, José Gorostiza, Jorge Palacios Treviño, Miguel Marín Bosch, Luis G. Zorrilla y Antonio Gómez Robledo.

La labor editorial de la Cancillería ha sido reconocida con la obtención en los últimos años de varios premios nacionales e internacionales, en distintas categorías, por ejemplo el premio Antonio García Cubas, otorgado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia; El Premio Nacional de las Artes Gráficas, concedido por  la Unión de Industriales Litógrafos de México, A.C., o el The Premier Print Awards, de la Printing Industries of America.

 

El Acervo Histórico Diplomático tiene entre sus responsabilidades convocar anualmente al Premio Genaro Estrada a la mejor investigación sobre historia de las relaciones internacionales de México. Este galardón se instauró en 1998, bajo el nombre de Premio Matías Romero, con el propósito de incentivar la investigación en este tema, impulsar la consulta en el Archivo Histórico Genaro Estrada y contribuir al reconocimiento de quienes se dedican al estudio de esta materia. Desde entonces se ha constituido en el más importante premio a nivel nacional que se otorga a los investigadores y especialistas en historia de las relaciones internacionales de México. Desde la fundación del concurso y a la fecha, doce trabajos de investigación, de distintos niveles académicos, han recibido el premio y se han publicado bajo el sello editorial de la Cancillería. Además, por su calidad, se ha dado reconocimiento a otras doce investigaciones.

Si bien el programa editorial de la Secretaría atiende la diversidad y riqueza de las actividades de la Cancillería, también promueve el estudio y la investigación de la historia de las relaciones internacionales para difundir las acciones desarrolladas por la diplomacia mexicana y su rica experiencia acumulada, entre las actuales y futuras generaciones, así como para propiciar una objetiva evaluación de la actividad internacional de México.

El Acervo Histórico Diplomático cuenta, asimismo, con un área de investigación que mantiene el propósito de la Secretaría de Relaciones Exteriores de producir instrumentos de consulta como guías, catálogos y bases de datos electrónicas sobre la historia diplomática de México, apoyados en los vastos y ricos fondos documentales y bibliográficos de la propia Cancillería, así como de otras dependencias gubernamentales e instituciones académicas. Esta área se ocupa también de atender las solicitudes externas e internas de información que sobre temas específicos de la política exterior mexicana se reciben.

Otra de las actividades del Acervo Histórico Diplomático es apoyar a las instituciones académicas e investigadores externos con quienes se comparta la iniciativa de realizar proyectos conjuntos de investigación y coedición, y difundir sus resultados mediante eventos de carácter cultural, tales como exposiciones, conferencias, ceremonias conmemorativas, seminarios, congresos y presentaciones de libros.

Becas y estímulos académicos. Una función adicional del Acervo Histórico Diplomático, con la colaboración de la Dirección General para América del Norte, es la instrumentación, desde 2003, del Programa de Estancias Cortas de Investigación en la Colección Latinoamericana Nettie Lee Benson, como parte del Acuerdo de Cooperación Educativa y de Investigación entre la Universidad de Texas en Austin y la Secretaría de Relaciones Exteriores de México. Dicho Programa está dirigido a investigadores mexicanos, además de extranjeros residentes en nuestro país, interesados en realizar estancias de corta duración para llevar a cabo estudios en los fondos de dicha colección. Su promoción se realiza a través de convocatorias semestrales, las cuales se publican en los portales de la Cancillería y H-MÉXICO y se transmite por correo electrónico a las principales universidades e instituciones académicas de la República mexicana.

Transparencia. Con motivo de la promulgación de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental el 12 de junio de 2002, la Dirección General del Acervo Histórico Diplomático es designada Unidad de Enlace de la Secretaría de Relaciones Exteriores en los términos de la normatividad en la materia.